Menu
PROCASTINAR POR PROCASTINAR ES TONTERÍA

Procrastinar se va a acabar. 7 pasos contra la procrastinación en el trabajo.

Aceptémoslo. Todos procrastinamos. Yo procrastino, tú procrastinas, él/ella procrastina, etc. Sí, tal vez ni siquiera estás muy segur@ de qué significa procrastinar, pero lo haces.

Y es que entedemos por procrastinar retrasar o aplazar en el tiempo las tareas importantes que, en realidad, sabes que deberías abordar.

En este post queremos ayudarte a combati la procrastinación que, sin duda, es uno de los peores males que acechan a los emprendedores en su día a día. Lo vamos a hacer a través de 7 pasos que, si sigues, estamos seguros que van a resultarte muy útiles a la hora de incrementar tu productividad. Allá vamos:

7 pasos contra la procrastinación en el trabajo.

#1. Analiza tus debilidades.

Es fundamental que, antes de abordar tu problema seas plenamente consciente de cuáles son las tareas que más a menudo sueles postergar o dejar de hacer y por qué. La mayor parte de las veces, el motivo de la procrastinación lo encontramos en el miedo a afrontar un gran reto o en el propio aburrimiento que sabemos puede producirnos llevar a cabo una gran tarea. También debes de hacer una lista con los mayores motivos de distracción (redes sociales, teléfono, correo electrónico, etc.). Sé sincer@ contigo mism@. Se trata sólo de hacer una lista.

#2. Estructura tus tareas.

Divide y vencerás. Disecciona una gran tarea en varias de más pequeñas que te resulten más asequibles. Si te organizas tus tareas en un cuadro semanal y le otorgas a cada una de ellas un tiempo de comienzo y fin, será mucho más sencillo que las lleves a cabo. Es importante que seas realista en los tiempos que le das a cada tarea y que reserves al menos una hora cada día para encajar imprevistos o retrasos (que no deberían darse…). Te recomendamos que, por ejemplo, le des 50 minutos a cada una de estas tareas y dejes 10 minutos de margen con la tarea siguiente para que nunca lleguen a solaparse y puedas tener unos minutos para “cambiar el chip” entre ellas.

#3. Aleja las tentaciones.

Sí, ya sabemos que es difícil. Nadie dijo que dejar de procrastinar fuera a ser sencillo. Es necesario que evites todo aquello a lo que más a menudo recurres para distraerte y que, en la mayoría de las veces se lleva gran parte de tu tiempo.

#4. Crea un sistema de recompensas.

Es importante crear un sistema de recompensas que sirva para premiar tu esfuerzo y la correcta realización (en tiempo y forma) de cada una de las tareas y/o hitos que te propusieras. También puede resultar interesante compartir la batalla contra la procrastrinación con alguno de tus compañeros de trabajo, de tal manera que juntos os ayudéis, animéis, compitáis, etc…siempre de cara a alcanzar los objetivos que os hayáis propuesto.

#5. Sigue la regla de los dos minutos.

Es bastante común no llevar a cabo tareas mucho más sencillas, que apenas nos llevarían tiempo y esfuerzo y que, sin embargo, pueden llegar a cargar nuestra agenda si se acumulan. Sigue esta sencilla regla: si crees que una tarea no te llevará más de dos minutos (contestar a un correo, hacer una llamada telefónica, regar una planta, etc…), hazla. Ese tipo de microtareas bombardean a menudo tu mente y son un lastre para tu productividad.

#6. Aprende a decir NO.

Tal vez en tu análisis del paso #1 concluyeras que salir a tomar café con un amigo que pasaba por allí y ha entrado a saludarte, acercarte a la mesa de tu compañero ver el último vídeo de gatitos o acudir a reuniones que a priori sabes que sólo serán una pérdida de tiempo eran una constante. Tienes que aprender a decir que no y, si lo haces, tu agenda se aligerará en pro de tu productividad.

#7. Date un respiro.

No seas demasiado exigente contigo mism@. Es necesario poder apreciar una progresión en tu actitud pero no es sencillo cambiar radicalmente tus rutinas. Darte un respiro debe de ser una de esas recompensas que puedes darte al final del día. Lo mejor para dejar de procrastinar es sentir que has llevado a cabo tus tareas con éxito. Un trabajo bien hecho se merece un descanso acorde. Déjate tiempo suficiente entre una jornada de trabajo y otra y ocúpalo pasándolo con familia, amigos y disfrutando de tus hobbies.

 

Ya ves, 7 pasos que pueden hacer que, gracias a dejar atrás la procrastinación, aumente tu productividad día a día. Haznos caso. Merece la pena.

Si te ha parecido interesante, comparte este post a través de las redes sociales y comenta con nosotros estos u otros consejos que creas serán buenos para dejar atrás la procrastinación.

Share this Post!

Acerca del autor : Trinexo


1 Comment
  1. Carmen 05/07/2016 at 9:27 PM - Responder

    Muy interesante y absolutamente recomendable. Te aseguro que la voy a dejar atrás, antes incluso de aprender a pronunciarla correctamente. 😉

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Últimos artículos

  TOP